El revés con top-spin

En el momento de empezar, no esquives ni lo uses mucho con el slide. Es “ejemplar” cuando la mayoría de los estudiantes golpean el plato en el lado de golpeo. Esto es una buena señal, ya que se sienten más seguros. Además, ves que los genios lo hacen, incluso algunos jugadores diestros como Roger Federer, se van a una esquina lateral de la pista y dan una exhibición de corriente increíble. Al hacerlo, dominan bastante bien los dos tiros (drive y strike) dada la cantidad de repeticiones, y pueden permitirse la “extravagancia” de elegir su tiro final, generalmente rompedor. Por otro lado, cuando construimos nuestro juego, tenemos que practicarlo mucho, porque en el caso de que golpeemos la derecha (drive) con bastante frecuencia, nos convertimos en “drivófilos”, jugadores que pueden ser serios contra oponentes de bajo nivel, pero contra jugadores de alto nivel (que saben encontrar el golpe), tenemos problemas; por regla general, la mayoría de los principiantes y jugadores intermedios golpean un golpe por 10 drives (100 golpes por 1000 drives). En cuanto al golpe cortado, lo ideal es utilizarlo siempre que hayamos cogido el golpe de topspin, ya que es más fácil golpear un golpe cortado porque es valioso para las bolas que vienen hacia nosotros y básicamente no hay ninguna razón de peso para cambiar de sujeción para ejecutarlo. Del mismo modo, si estamos seguros de nuestro golpe con topspin, podemos averiguar cómo golpearlo con precisión ya que es un golpe valioso. 

Podríamos relacionar el ajetreo de la conducción con la actividad de empujar un vehículo: para tener la posibilidad de generar fuerza con los brazos y el cuerpo, debemos estar muy encima del suelo, y si es duro, mejor. Supongamos que lo hacemos en el barro; se parecería a un paseo en un vehículo. Asimismo, podemos imaginar que cuando damos un golpe, alguien tira con fuerza de nuestro brazo sin talento; esto crea más fuerza y dirección en el brazo que da el golpe. Podemos pensar en el llenado como la actividad de moverse; para conseguir potencia y un estiramiento decente en el brazo talentoso, podemos imaginar que en el curso de lanzar la pelota hacia arriba, agarramos un punto sólido con nuestra mano no talentosa y después de eso nos movemos bien hacia arriba (como subir una cerca de alambre o una partición). 

Utiliza el brazo de mayor agarre y coloca bien los pies al ejecutar la brazada. 

En los golpes de tenis, la demostración del cambio, y para que se apliquen adecuadamente, es fundamental que el cuerpo esté en equilibrio desde la preparación hasta la finalización del golpe: por eso es crucial que los pies ayuden bien (en el golpeo, el pie delantero está en general muy situado en el suelo. sin embargo, el trasero, hacia el final del golpe, que da “el punto” (es importante presionar insistentemente en el suelo para que no se desvíe). Tomaremos como fuente de perspectiva este significado del punto: es una varilla no flexible (que se balancea sobre un soporte) y nos hace sobrevivir o adquirir fuerza. Si aplicamos esto al cuerpo humano, y por lo tanto al tenis, podemos suponer que nuestros brazos (en cualquier dirección) forman la varilla inflexible y el soporte sobre el que se balancea es el cojinete de nuestro cuerpo (suponiendo que los pies están apoyados en todo el contorno). Los jugadores excepcionalmente avanzados (contando a los expertos) suelen ser golpeados por los rebotes porque en realidad están preparados para “levantarse” del suelo unos centímetros al golpear con los pies levantados y la potencia de las piernas y la espalda, sin perder la señal especializada y añadiendo “más” energía a sus golpes. En cambio, los aficionados o los jugadores mediocres contraen el cuerpo en el momento del impacto, perdiendo potencia (al no haber apoyo, la dirección del palo se reduce tras el impacto y pierde impulso) y perdiendo el equilibrio. 

Podríamos relacionar la rueda de carro controladora con la actividad de empujar un vehículo: Para tener la capacidad de hacer fuerza con los brazos y el cuerpo, necesitamos estar en el suelo todo el tiempo, y si es arduo, mejor. Imagínate que lo hiciéramos en el barro; se parecería a ir en un vehículo. También podemos imaginar cuando pegamos un revés que alguien nos estira fuerte del brazo no hábil; esto generará más fuerza y dirección en el brazo que efectúa el golpe. Podemos pensar en el saque como la acción de trepar; para lograr fuerza y un buen estiramiento del brazo hábil, podemos imaginar después de lanzar la pelota hacia arriba que con la mano no hábil nos agarramos a un punto fijo para después impulsarnos bien hacia arriba (como trepando una alambrada o un muro).